Chester

El 30/3 te llegó la hora, y yo hoy, deshecha por dentro y con lágrimas corriendo por mis mejillas, te escribo lo que nunca quise tener que escribirte. No hace falta que te diga que siempre te quise como a mi hermano, porque tú lo supiste desde el día que llegaste a casa,a tus 4 mesecitos y yo con dos años y te puse encima mia para que durmieras sintiendome mientras te acariciaba. Desde ese dia conmigo se que siempre dormías tranquilo, en paz, sabiendo que estabas con tu mejor amiga; yo velaba tu sueño y tú velabas el mío, y al menor de mis movimientos o cuandome escuchabas o sentias levantabas una orejita,girabas tu linda cabeza y me mirabas fijamente con tus enormes ojos negros llenos de alegria y entonces ibas corriendo a mi lado como siempre y te volvías a dormir 🙂 Siempre me hiciste sentir tan orgullosa,tan feliz y afortunada de tenerte conmigo que a veces pues pensaba si todo el cariño del mundo no sería menos de lo que merecías,aunque yo creo que he sido una buena dueña y te he dado todo cariño. Recuerdo cuando te metia conmigo en el carrito,o te tirabas encima mia,recuerdo cuando esuchabas que poniamos la mesa y ibas corriendo para pedir tu pan… Esas noches en la que Tú te quedabas sentado en tu sitio, mirándome desde la distancia para que te abrazase y cogiese para tenerte encima mia… Recuerdo cuando en el parque o en el jardin del pueblo que tanto te gustaba corrias hacia a mi para jugar y descansabas debajo del arbol de las manzanas,tu sitio favorito..Muchisimas veces te he dicho que eres el mejor perrito de todo el mundo,unico para mi,una vida entera que me diste toda la felicidad que nadie me ha podido dar en 15 años y medio.Cuántas veces llegué a casa abatida después de que todo me fallase, y tú no me fallabas nunca,siempre y repito siempre estabas ahí.Siempre pude contar con tu cariño y tu lealtad; siempre tenías ganas de juego, siempre querías estar conmigo. Allí donde yo estuviera tú te sentías seguro, y saber que depositabas en mí toda tu confianza me hacía sentir fuerte, valiosa, responsable de ti.
Hoy te digo adiós,mi gran amigo, después de quince años y medio de amistad inquebrantable, y solo quiero que sepas que tus cenizas descansan en tu huequito que nada ni nadie lo sustituirá, que tú seguirás siempre vivo en mi corazon, que seguiré sintiéndote a los pies de mi cama velando mi sueño, que siempre que pasee por la playa tú estarás ahí conmigo, jugando feliz junto al mar. Hoy mi casa vacía sin ti se llena de un espeso silencio; me asomo a la ventana y te llora hasta el aire.porque no te siente.Se me pierde la vista y al cerrar los ojos vuelvo a verte, fuerte y sano, en tu pose altanera, mirándome con tus ojos dulces, esperando mi llamada. Te miro llena de orgullo y vuelvo a decirte emocionada que eres el mejor del mundo.. El mejor compañero, el mejor amigo. Y así te recordaré siempre. TE AMO CHESTER.

00000

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.