Donna

Estamos tristes con tu falta; apenas ha pasado una semana y esos 13 años que nos ofreciste de compañia y cariño formando parte de nuestra vida como una más en la manada, no se olvidan tan fácilmente y nos marcan un hito en nuestra familia.

Nos dejas el recuerdo de una perra equilibrada y con tu calma nos diste el sosiego de tantos y tantos dias con tu alegría y afán de estar jovial sin reclamar nada más que ser una mas en casa y sabiendo cual era tu lugar. Fuiste leal hasta tu ultimo dia, transmitiendo paz dentro de la gravedad de tu enfermedad.

Ahora tu falta deja nuestra casa con un vacío que llenaremos con el recuerdo de los dias felices que nos regalaste, cada vez que veamos tu huella en esa arcilla blanca que te hicieron el ultimo dia.

Cuanto cariño nos diste y cuanta alegría desbordaste estando con nosotros…

Hasta siempre Donna.

 

00000