Fructuoso

Fructuoso viejo amigo, no sabes lo que se te echa de menos…
Para muchos será una tontería, pero dejas un gran vacío…Han sido 7 años cuidándote, pendiente de ti, de que nunca te faltase de nada… Te ganabas el corazón de todos los que te conocían. Ahora todo eso se acabó…
Sé que en tus últimos días sufriste, pero te gustaba tanto la comida que ni el dolor te quitó el hambre, nunca mostraste debilidad hasta el último momento cuando ya no podías más…

Sé que ahora estás bien, en alguna pradera verde llena de verduras y heno, y que no falten tus colines de pan!

Muchas gracias por todos estos años, por estar ahí, en silencio o molestando, pero estabas ahí. Y gracias por la responsabilidad que me diste, me ha hecho crecer como persona.

Un beso, gordito.

00000