Indi

Llegaste de la nada, y te convertiste en todo. Con tu carácter y tu independencia; salvaje e indomable. Eras como eras, y no como nadie quisiera que fueras. Ahora, una enorme nada ocupa el hueco que nos dejas.
Tu recuerdo nos quita el aire. Estamos aprendiendo a lidiar con tu ausencia, aprendiendo a abrir la puerta y saber que ya no estarás ahí. Nos toca seguir sin tí, pero contigo. Hay un lugar en el que siempre estás y de donde no tenemos que aprender a sacarte: en nuestros corazones vivirás eternamente.
Indi, el líder de la manada. Aquí te quedas con nosotros.
La vida sigue mucho más triste desde que no estás, pero sonreímos por todas las cosas buenas que nos diste, por todo lo que nos enseñaste… A amar sin poseer, a acompañar sin invadir, a vivir sin depender…
Fuiste, eres y serás el gato más inteligente, astuto y bueno del mundo.
Tú no eras mío; yo era tuya!! Y me siento privilegiada por ello. Siempre me cuidaste, me defendiste, me protegiste y me amaste.
Te queremos muchísimo y estarás siempre con nosotros. Seguiremos cumpliendo sueños y tú estarás presente, acompañándonos desde donde estés, asintiendo. No te vas, aquí te quedas.
Descansa Indi, han sido 18 años maravillosos.
Tu familia:
Judit, Juan, Pollo, Luke & Leo.

00000