Kayro

Querido Kayro,

Hoy he sacado fuerzas para escribirte. No sabes cuantisimo te echo de menos. Veo tu preciosa carita en cada esquina de la casa, en los parques, en tus padreras …

Los que nos conocen saben la unión tan especial que tenemos.

Nunca te cansaste de darme amor, hemos disfrutado juntos de las pequeñas cosas de la vida.

Echo de menos no poder seguir dándote besos en esa trufita pero sé que estás bien allá donde estés. Sé que me cuidas desde allí y que algún día nos encontraremos.

Gracias por enseñarme y darme tanto.

Te quiero y te querré siempre mi pequeñín.

00000