Kenzo

Mi amor, ni siquiera hace dos días que tuvimos que tomar la peor de nuestras decisiones, pero quiero pensar que tú mismo nos lo pedías con esa mirada que nos hacías, no podías más, y pensamos que lo mejor sería no hacerte sufrir, perdónanos, si crees que no hemos hecho lo correcto, pero te apagabas por momentos y llorabas. Has sido lo mejor que nos ha pasado en estos casi 17 años, no sé cómo vamos a salir adelante, pues eras una parte muy importante en nuestras vidas, y con tu desaparición ha muerto una parte nuestra, ni te imaginas el vacío que nos has dejado, es tremendo, espero que algún día podamos volver a reencontrarnos otra vez los tres y que allá donde estés no sufras para nada, nosotros nos quedamos con tus cenizas que al menos son un consuelo cuando al levantarme ya no te vemos en tu cunita.
Daría cualquier cosa por volverte a abrazar, mi amor.
Te queremos siempre papá y mamá,

00000