Michelle

Después de apenas un mes y unos días, otro mazazo nos ha dado de lleno a la familia. Michelle, mi Michi, mi niña, que gran disgusto nos has dado el martes día 29 por la tarde, pensábamos que no estabas tan malita como al final estabas, ese puto bicho infernal que te ha llevado tan pronto y que nos ha dejado destrozados a todos. Qué vacío más grande dejas en casa y en nuestros corazones.
Qué vamos a hacer ahora sin ti, sin la alegría de la casa, con lo expresiva que tú eras para todo, lo cariñosa y besucona. La casa se ha quedado vacía, muda, aunque de vez en cuando nos saca de esa burbuja Aragorn con sus trastadas porque todavía es un bebé y pasa de todo, pero no es lo mismo, nos falta tú cariño, tu nerviosismo, tus mimos, tus aullidos, tus ladridos cuando veías la televisión y salía otro perro o había un ruido raro, tus besos…, todo nos faltas toda tú.
Mami te ha reclamado demasiado pronto para que estés a su lado dejándonos machacados, hechos polvo. Has dejado solito a tu hermano, su mirada es más triste de lo habitual, Morganita con lo que te quería pasó toda la noche del martes a tu lado, no se movió, solo para cambiar de postura, no quería dejarte sola.
Te vimos prácticamente nacer y por desgracia te vimos marcharte. Nos va a resultar difícil levantar cabeza, seguro que lo conseguiremos con el tiempo pero nos costará mucho.
Hasta siempre mi pequeña, cariñosa, cacahuete, Michita… te querremos siempre y nunca, nunca nunca jamás te olvidaremos.
Tus abus, tu hermanito Thor, tu tita Morgana y tu tito Aragorn

00000