Turrón

TURRÓN  Hace un mes que nos dejaste y parece que fue ayer cuando nuestros destinos se unieron aquel 11 de agosto de 1998. Desde el momento en que te vi, supe que jamás nos separaríamos, fue un flechazo a primera vista; han sido 14 años increíbles.  Fui la primera persona que viste al abrir los ojos y una de las que estuvo contigo hasta el último suspiro…No hay ni un solo momento en el que no pensemos o hablemos de tí, una parte muy importante de cada uno de nosotros, se ha marchado contigo.  Llegaste como un rayo de luz y de esperanza a nuestras vidas, nos uniste más aún y te convertiste desde el primer momento en el rey de la casa. Con una sola mirada, nos derretías y con tu elegancia, alegría, paciencia y vitalidad, nos cautivaste.  Gracias por cada uno de los momentos que nos has regalado, por estar a nuestro lado sin condiciones, por querernos tanto y por alegrarnos la vida. Gracias también por aportar a papá esa sensibilidad que tanto le cuesta demostrar; a mamá, por darle el apoyo incondicional que nosotros no le hemos sabido dar; a Fer, por demostrarle lo que es la lealtad en estado puro y a mí, por enseñarme a afrontar la vida con valentía, a luchar hasta el final aunque no se tengan casi fuerzas y a no tener miedo a lo que pueda venir, entre otras muchas cosas…  Quiero que sepas que te queremos con locura y eso no va a cambiar por mucho tiempo que pase, puede que ahora seamos uno menos en la familia pero, estás en cada uno de nosotros cuatro. Te echamos mucho de menos pero, no dudo que nos reencontraremos.  Esto no es un adiós sino un hasta la vista, Turroncete.  Tu familia que te quiere.

00000

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.