Xena

Xena, el pasado 11 de marzo de 2019 nos dejaste después de más de 17 años, bueno, más que dejarnos te tuvimos que dejar descansar, ya no eras la Xena de siempre. Es tanto tiempo, tantas historias, tantas zapatillas robadas y calcetines y tantos enfados por las dos partes y reconciliaciones que no se podría resumir en palabras sino en sensaciones. Espero que allá donde vayan los perros estés bien y espero también que nos volvamos a ver, porque si para vernos tengo que volverme perro, lo haré. Descansa.

00000