Mitigando el dolor de perder a un perro.

Mitigando el dolor de perder a un perro.
1 mayo, 2022 vidaudiovisual

Hoy en día es cada vez más común encontrar a una persona que diga: «no tengo hijos humanos, solo perrunos». Personalmente creemos que esa comparación es absolutamente válida cuando se logra entablar una relación con una mascota. De hecho llega un momento en que parece extraño llamar a ese ser querido «mascota», y para alguien que nació y se crió con un perro al lado, este es un tema importante y cuando llega el momento de despedirse, el dolor es inmenso.

El factor humano en el adiestramiento de los perros es clave.

¿Qué significa un perro?

Los perros significan una enorme compañía, siempre leales y a tu lado. Te ayudan a superar altibajos en la vida, y muchas veces son los únicos acompañantes que tenemos, hasta el punto de darte una razón para levantarte en la mañana. Es por eso que, a lo largo del tiempo, se han realizado varios estudios que confirman que los perros pueden mejorar el bienestar general de sus dueños, especialmente la salud mental. Pero ellos no duran toda tu vida, por lo tanto ¿qué queda cuando esa misma razón que te da aliento, muere?

En esta relación entre humano y perro, existe un vínculo llamado «Efecto base segura», algo que los niños tienen con sus padres. En la crianza de un menor, los padres son quienes cuidan, dan amor, protección, apoyo, consuelo y confianza. Pues un estudio mostró que los perros tienden a comportarse de la misma manera que un niño humano, por eso el dolor es gigantesco, porque no hay mayor dolor para un padre que experimentar la pérdida de un hijo.

Cuando toca despedirse, no sólo se pierde a un perro, sino también una fuente de amor y apoyo incondicional, lo cual puede resultar aún más difícil cuando se trata de un animal de servicio o apoyo emocional.

Demostrado: un año humano no equivale a siete de un perro | La Verdad

¿Y la despedida?

La pérdida de este ser tan querido, no sólo resulta en perturbar tu vida emocionalmente, si no que también se ve afectada la rutina diaria de una persona. De pronto te das cuenta de los vacíos en tu diario vivir, el tiempo que dedicabas a paseos, juegos, salidas al parque, horarios de comida y mimos nocturnos. En algún punto puede ser difícil seguir adelante, siendo bastante fácil caer en desesperación y estados depresivos, especialmente si las personas a tu alrededor parecen no comprenderte del todo y te dicen constantemente «era solo un perro», «hora de seguir adelante», etc. Básicamente, cuando se pierde a un familiar o amigo cercano, el mundo está acostumbrado a que es «normal» tomarse un tiempo para llorar y vivir el duelo, o ir a ver  aun terapeuta y hablar de la pérdida con familia y amigos, pero cuando se trata de la pérdida de un animal, todo esperan que te recuperes rápidamente y sigas con tu vida normalmente en un corto período de tiempo.

A veces algunas personas siguen sintiendo la presencia de la mascota, se escuchan ruido, se puede ver de reojo que pasa corriendo o meneando la cola. Todo esto demuestra la tremenda conexión entre el dueño y el can.

Consejos que pueden ayudar a lidiar con la pérdida:

  • Tómate tu tiempo: cada persona es distinta y no todos lidiamos con la pérdida de la misma forma, por eso lo importante es tomarse las cosas con calma y al ritmo de cada uno. Que las personas a tu alrededor no te entiendan o estén pasando por algo peor, no significa que tus sentimientos sean menos reales. Y no te presiones por eliminar sus recuerdos como platos, correas, etc., deja que el tiempo te dicte en paz los pasos a seguir.
  • Busca apoyo: ten por seguro que no eres la única persona que ha pasado por esto, así que trata de encontrar alguien con quién conversar y busca una red de apoyo. Es importante exteriorizar el dolor y no quedarse solo afrontando una pérdida.
  • Ritual simbólico: Cuando una persona fallece, tenemos un funeral o una ceremonia para cerrar la pérdida. Puedes hacer lo mismo con tu mascota.
Rate this post

Llamar Ahora

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]