¿Tu perro o gato presiona la cabeza contra la pared? Acude al veterinario

¿Tu perro o gato presiona la cabeza contra la pared? Acude al veterinario
5 abril, 2018 moon

A veces perros o gatos tienen comportamientos extraños que incluso pueden parecernos simpáticos o divertidos. Nuestras mascotas no lo tienen fácil para comunicar cómo se sienten, por eso debemos estar atentos para detectar cualquier anomalía. Cuando un perro o gato presiona la cabeza contra la pared, puede ser una señal de que algo no anda bien en su salud. Acude rápidamente al veterinario.

presion contra pared gato perro

Presión de cabeza y posibles patologías

Si tu mascota aprieta con firmeza la cabeza sobre una superficie plana, sea el suelo o la pared, puede ser que tenga una pequeña molestia, pero también puede ser una señal de una patología más peligrosa e incluso letal.

El acto de presionar la cabeza contra la pared u otra superficie se denomina clínicamente “presión de cabeza”. Es algo que tu mascota realiza de forma compulsiva y continuada en el tiempo. Un acto que no debe ser confundido con la llamada “embestida de cabeza” que es cuando el perro o el gato frota su cabeza contra ti u otro animal y que es una forma de expresar su cariño.

Cuando una mascota frota fuertemente la cabeza contra la pared puede indicar que sufre una enfermedad de tipo neurológico o algún daño en el sistema nervioso. Al igual que les sucede a las personas cuando sufren fuertes migrañas, tienden a presionar las sienes para menguar el dolor.

perro-gato-contra-pared

Imagen: Relayhero

Entre las posibles patologías de perros o gatos que “presionan la cabeza” están:

  • Desviación del hígado
  • Tumores en el cerebro o cráneo
  • Trastorno metabólico
  • Envenenamiento tóxico
  • Golpe en la cabeza
  • Infección del sistema nervioso
  • Accidente Cerebro-vascular (ACV)
  • Encefalitis (inflamación del cerebro y la médula espinal)
  • Encefalopatía Hepática

Si detectas esta señal, acude a un veterinario cuando antes para que haga un diagnóstico correcto.

Otros síntomas asociados a este comportamiento

Si además de frotar la cabeza contra la pared, la mascota presenta alguno de estos síntomas, no dudes ni un minuto en acudir a una clínica veterinaria, el tiempo es oro.

  • Caminar en círculos o dar vueltas sobre sí mismo
  • Convulsiones
  • Cadencia constante
  • Problemas visuales o mirada perdida
  • Quedarse inmóvil, sea mirando a la pared o en un rincón
  • Cambios de humor sin justificación

Recuerda que la “presión de cabeza” no es más que la forma que encuentra tu perro o gato de aliviar su dolor. Acude al veterinario.